Menu

¿Qué es el Maltrato Psicológico?

¿En qué consiste? ¿Cómo puedo identificarlo? ¿Cuáles son sus consecuencias?

 

El maltrato psicológico sigue todavía muy invisibilizado en nuestra sociedad. Sin embargo, todos lo hemos presenciado, sufrido o incluso infligido en algún momento o contexto de nuestras vidas. Es un tipo de maltrato que puede ser muy sutil. A diferencia del maltrato físico, que deja heridas visibles, cuando el maltrato es psicológico, las heridas son invisibles. Esto hace que sea mucho más difícil de identificar cuándo se está dando esta dinámica que resulta tan dañina para la salud mental. A lo largo de este artículo, trataremos de darte algunas claves para comprender mejor el maltrato psicológico y las consecuencias que puede tener para quien es víctima de ello.

Es un tipo de maltrato que puede ser muy sutil. A diferencia del maltrato físico, que deja heridas visibles, cuando el maltrato es psicológico, las heridas son invisibles

Entonces, ¿a qué llamamos “maltrato psicológico”?

El maltrato psicológico lo constituyen todas aquellas conductas intencionadas prolongadas en el tiempo, que atentan contra la integridad psicológica y emocional de quien las recibe, así como contra su dignidad como persona. Para que se dé una situación de maltrato, debe existir una asimetría de poder previa que lleve a una de las partes a abusar de su poder sobre la otra persona. Quien ejerce el maltrato psicológico no lo hace necesariamente con intención de hacer daño, sino más bien de controlar, dominar y someter al otro.

El maltrato psicológico se puede dar en todos los contextos sociales. En el caso de los menores, pueden sufrir maltrato psicológico dentro de la familia o en el centro escolar, por parte de adultos o de iguales. En cuanto a la etapa adulta, también puede ejercerse este maltrato dentro de la familia, pero inclusive en otros contextos, como la pareja, las amistades o el trabajo.

“El maltrato psicológico lo constituyen todas aquellas conductas intencionadas y prolongadas en el tiempo, que atentan contra la integridad psicológica y emocional de quien las recibe, así como contra su dignidad como persona.”

¿En qué consiste el maltrato psicológico?

El maltrato psicológico puede ser por acción o por omisión. Por ejemplo, en el caso de los niños y adolescentes, no darles cariño o no cubrir sus necesidades emocionales, también es un tipo de maltrato. Algunas conductas a través de las cuales se ejerce el maltrato psicológico son:

“El maltrato psicológico puede ser por acción o por omisión”

Las consecuencias del maltrato psicológico pueden ser muy variadas y manifestarse de diferentes maneras en cada persona. Dependiendo del contexto en el que se dé el maltrato psicológico, el grado de intimidad existente con la persona que lo ejerce, la intensidad del maltrato, el tiempo que se lleve sufriendo, las características de la persona que lo sufre, su momento vital y sus recursos personales para hacerle frente, podemos encontrar una gran diversidad de consecuencias psicológicas (es importante señalar que la presencia de esta sintomatología también pueden deberse a otras problemáticas):

Aunque el maltrato psicológico se pueda ejercer de muchas maneras, no cabe duda de que es nocivo para quien lo sufre, y es importante que, una vez identificado, se tomen medidas para protegerse de ese daño.

Las consecuencias del maltrato psicológico pueden ser muy variadas y manifestarse de diferentes maneras en cada persona.

Entonces, ¿qué puedo hacer si me maltratan psicológicamente?

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, este tipo de maltrato resulta muy dañino para quien lo recibe. Si crees que estás siendo víctima de este tipo de abuso, te recomendamos que valores la opción de buscar ayuda profesional. Puede ser muy difícil salir de las relaciones en las que se da esta dinámica.

 

A continuación, te proporcionamos algunos teléfonos de atención gratuita que podrían ser útiles.

El maltrato psicológico puede tener secuelas psicológicas graves y duraderas. Son heridas que no se ven, pero que no por ello no existen. Esto las hace más difíciles de identificar y de sanar en muchos casos. Pero se puede. Y queremos decirte que:

No tienes por qué poder sola/o, y está bien. Pedir ayuda es el acto más humano que existe.

No es tu culpa. No hay nada en ti que te haga merecedora/merecedor de lo que te están haciendo.

Queremos ayudarte. Si así lo consideras, las psicólogas de nuestro equipo estarán encantadas de acompañarte.

Por último, si te ha resultado interesante este artículo, te invitamos a subscribirte a nuestra Newsletter para recibir materiales gratuitos todos los meses que te permitan indagar sobre diferentes temas de salud mental.

Puedes también consultar cualquier duda desde nuestro FORMULARIO DE CONTACTO

 

Gracias por acompañarnos,

Marta del Equipo de A Pleno Pulmón.

Suscríbete a mi newsletter

¡Recibe contenido gratuíto y entérate de primera mano de todas las novedades!

Esta página web utiliza Cookies para funcionar correctamente y mejorar tu experiencia de uso. Si continuas navegando por la web, estarás aceptando nuestra política de privacidad.